La Unión de Escobar enseña las vergüenzas de un Algeciras sin rumbo (1-2)

Celebración del primero gol de la Unión Deportiva.

La Unión Deportiva Los Barrios ha dado en el Nuevo Mirador una lección de cómo ganar sin tener el balón. Escobar supo entender el partido desde el primer minuto, mientras que Guti siguió inmóvil una semana más, la quinta sin ganar.

El partido comenzaba como era de esperar, un Algeciras que dominaba sin demasiadas dificultades ante un conjunto que llegó con las ideas claras a La Menacha: destruir juego. Y en eso consistió toda la primera parte, cada jugada del Algeciras acababa en nada por el despliegue físico, en muchas ocasiones rozando el límite, que la Unión Deportiva ha plantado en la tarde de hoy sobre el césped.

Se consumían los minutos y la Unión, con un Goito que robaba segundos al cronómetro sabiendo que cada uno valía su peso en oro, no cambiaba ni ápice su planteamiento en el terreno de juego. Tan solo al final de la primera mitad, el Algeciras se acercó más a la portería del cancerbero visitante y fue justo entonces cuando tras un saque de córner, Chico Díaz manda el balón al fondo de la red tras una media parada de Romero. Así se llegaba al descanso, con 0-1 en el marcador y la sensación de que podían pasar otros 45 minutos con 90% de posesión sin marcar un gol.

La segunda mitad fue más de lo mismo, no se esperaba ninguna maniobra magistral desde el banquillo y tampoco llegó. El Algeciras seguía intentándolo sin mucho acierto y lo peor de todo, sin finalizar las jugadas, algo fundamental para marcar ante el rival. Cuando más volvía a intentarlo el conjunto de Guti, un nuevo desajuste defensivo lo aprovechó Labra para marcar el 0-2 con Berlanga como espectador de lujo.

Tras esto, la táctica puesta sobre el tapete por Escobar cobraba todavía más sentido, 0-2 en el minuto 66 y mucho partido por disputar. Los barreños seguían sin cambiar un ápice su actitud, tratando de cortar el juego por lo legal o por lo criminal, mientras que el Algeciras, sin plan B, trataba de manera descerebrada y sin acierto de llegar a la portería de Goito. Con un runrún cada vez más sonado en la grada, jornada a jornada, el partido se consumía llegando al descuento, donde un gol de David Camps sirvió para maquillar el resultado de un partido desastroso que rubrica una pésima racha de cinco partidos sin perder en los que el Algeciras ha pasado de estar primero del grupo X de la Tercera División a ponerse cuarto, a cuatro del primero, todo ello sin que nadie asuma responsabilidades.

El próximo partido será ante el CD Alcalá, el domingo a las 11:30 de la mañana, otro hueso duro de roer de la parte baja de la tabla.

Se el primero en comentar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Usted es el único responsable de lo que aquí publique, su IP será registrada.