Álvaro Calvete: "uno nunca olvida el lugar del que viene" | El Estrecho

Álvaro Calvete: “uno nunca olvida el lugar del que viene”

Álvaro Calvete Aguilar es un joven algecireño de 33 años que trabaja como profesor en Estados Unidos. Graduado en Educación Primaria por la Universidad de Cádiz, este aventurero ha decidido probar suerte en el extranjero para adquirir nuevos conocimientos y experiencias que le hagan crecer personal y profesionalmente.

Este algecireño por el mundo trabaja como docente en Scott Dual Language Magnet School, en Topeka, capital del estado de Kansas, Estados Unidos. Se trata de un colegio de educación primaria que cuenta con un ambicioso programa de bilingüismo para el que contratan profesores de español a través del proyecto “Profesores Visitantes”. Así, Álvaro enseña lengua, ciencias y sociales a los alumnos de quinto grado. Todas ellas en español.

La experiencia está resultando tan enriquecedora que Álvaro ha decidido repetir; este es el segundo año que pasa en Estados Unidos. Aunque confiesa que sí piensa volver a España. “Es una aventura con fecha de caducidad, y a pesar de que está siendo inolvidable, no me veo viviendo aquí toda la vida”, apunta.

Viajar es una de sus pasiones. Así, este espíritu aventurero fue lo que le empujó a cruzar el charco: “me lo debía a mí mismo, quería salir de mi zona de confort y demostrarme que podía hacerlo. Era una experiencia que quería vivir antes de establecerme para el resto de mi vida. Este programa de intercambio de profesores ofrecía esa posibilidad y me esforcé en cumplir los requisitos que exigían”. Además, añade que “aunque fuese todo un desafío, también me apetecía dar clase en un país con un sistema educativo diferente. Algo que me está sirviendo para crecer mucho profesionalmente”.

Sin embargo, en un principio, la vida en Estados Unidos resultó mucho más dura de lo que pensaba. “Al principio quería volverme, me decía a mí mismo que no tenía necesidad de estar sufriendo y pasándolo mal. Pero con el apoyo de la familia me paré a pensar detenidamente en todo lo que había tenido que hacer para llegar hasta aquí y resistí, aguanté y aguanté. Al final te acabas acostumbrado y tu modo de ver las cosas cambia. Te haces al trabajo, conoces cómo funciona todo, te estableces, haces nuevos amigos, sabes moverte por la ciudad y el idioma deja de ser un impedimento”, nos explica.

En este nuevo año de aventura por el mundo le acompaña su pareja. “Estamos mejorando mucho nuestro nivel de inglés, tenemos un grupo de amigos muy bueno con el que siempre hacemos planes, viajamos casi cada fin de semana, disfruto del trabajo y aprendo mucho. En definitiva, a excepción de los cinco primeros meses, el resto está siendo una experiencia increíble. Todo requiere de un período de adaptación”, asegura.

Topeka es una ciudad cómoda que dispone de todos los servicios. Además, este algecireño nos explica que sus nuevos vecinos son muy acogedores, atentos y amables. Curiosamente, señala que “cuando les digo que soy maestro me dan las gracias por los servicios prestados”.

Álvaro destaca que lo más positivo de esta experiencia es conocer gente nueva, estar en contacto con otra cultura, otra forma de vida y mentalidad, viajar y mejorar el inglés. Aunque, al mismo tiempo, confiesa que echar de menos a la familia y los amigos es lo más complicado. Algo a lo que cuesta acostumbrarse. “También se echa en falta la comida, el buen clima, los horarios y el ambiente del sur”, añade.

Así, en esta gran aventura también hay tiempo para echar de menos Algeciras: “uno nunca olvida el lugar del que viene. Aquí me he dado cuenta de que no se trata de dónde estás, ni de lo que tienes, ni siquiera de lo que haces, simplemente es la gente de la que te rodeas”.

“Puede que suene a cliché, pero es cierto que no valoramos lo que tenemos hasta que lo perdemos. Al venirme aquí me doy cuenta de la gran ciudad y país que tenemos. Ser consciente de todo lo bueno que nos rodea hace que nuestra vida goce de una felicidad mayor. Amen Algeciras, es una ciudad de la que sentirse orgulloso”, concluye este algecireño por el mundo.

Se el primero en comentar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Usted es el único responsable de lo que aquí publique, su IP será registrada.