Juani Cabrera, sobreviviendo en el mundo de la papelería

Juani Cabrera y su familia llevan trabajando cerca de treinta años en el negocio de la papelería. Su comercio, Librería Correro, se encuentra en la entrada del barrio La Bajadilla y ofrece todo tipo de productos en librería, papelería, revistas, prensa y ahora también refrescos y golosinas. 

En estos momentos ella es quien regenta el negocio familiar. Al principio, comenzó su marido mientras ella se ocupaba de los pequeños, cuando los niños crecieron ella volvió a la liberaría y su marido salió a buscar otros ingresos. “Antes estaba mi marido, ahora él ha tenido que buscarse algo porque con esto no sacábamos suficiente, así que él ha tenido que buscarse algo y yo estoy aquí”.

Los negocios cada día van peor, asegura Juani. “Aquí se saca poquísimo porque tenemos muchos negocios “chinos” alrededores y hay mucha competencia. Ya lo que es la librería vendemos mucho menos por eso, porque la gente va a lo barato sin mirar la calidad”. Además, Juani nos explica que esta agresiva competencia que afecta al pequeño comercio ha hecho desaparecer muchas librerías de barrio, “antes había muchas más librerías y ahora me parece que quedamos solo dos”.

Al mismo tiempo, los grandes comercios también han hecho mucho daño a los más pequeños, “hay mucha competencia, no es lo mismo un gran comercio que otros pequeños como el nuestro. Nosotros tenemos nuestros horarios y no tenemos vacaciones”.

El futuro es algo incierto. Y es que, como comenta Juani, el negocio de la librería y la prensa está cada día peor, “a pesar de que abrimos los sábados y domingos por la mañana, la prensa cada vez se vende menos, los jóvenes compran cada vez menos prensa, porque la gente ahora lee por Internet”. Posiblemente, esta familia intente buscar otro formato de empresa.

Asimismo, Juani denuncia que pagan muchos altos impuestos. “Yo he pagado más aquí de basura que en mi casa, y eso que aquí todo es reciclable porque los periódicos y las revistas se los llevan y me traen nuevos, y así tiramos muy poca basura”, añade.

El trabajo, el esfuerzo y la dedicación, de alguna u otra manera, siempre son recompensados. Así que le deseamos a esta familia la mayor de las suertes. Seguro que los vecinos algecireños sabrán valorarlo.

loading...

1 Comentario en Juani Cabrera, sobreviviendo en el mundo de la papelería

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Usted es el único responsable de lo que aquí publique, su IP será registrada.