Realiza el reparto diario con muletas y sin poder pedir la baja

Susana García realizando el reparto con una muleta y sin poder pedir la baja.

La historia de Susana García Ruiz nos hace reflexionar sobre lo mal montado que está el sistema. Esta trabajadora de Correos no puede pedir la baja pese a tener grandes dificultades para andar y lo tiene que hacer ayudada de una muleta.

La historia comenzó en diciembre cuando Susana García sufría un dolor fuerte en una pierna y en la ingle y aguantó el dolor durante varias semanas para no tener que pedir la baja. Posteriormente, acudió a su médico de cabecera “quizá fue mi error porque tendría que haber ido primero a la Mutua” y allí le contó lo que le pasaba. El médico le diagnosticó un espasmo muscular y le dio varias inyecciones y un relajante muscular.

Pasó una semana y a la siguiente ella seguía con dolores y le solicitó al médico que le mandara alguna prueba. Éste le decía que no, que no lo veía necesario puesto que “con las inyecciones se me quitaría el dolor”.

“Insistí y el médico me dijo que me iba a hacer una ecografía y todavía no me la ha hecho. Luego me dijo que recibiría un burofax, que me daría de alta y que durante seis meses no me podía dar de baja de nada ni por la enfermedad ni por nada. E incluso si yo tuviera un resfriado o algo, él tendría que dar permiso a Inspección para poder darme de baja otra vez”, relata Susana García.

Y concluye, “y así estoy, cojeando. Voy con la muleta y no puedo tirar del carro. Ayer me hicieron una radiografía y estoy a la espera de que me llame el traumatólogo”.

Esperemos que esta historia pueda concluir bien y que Susana García pueda reponerse de sus dolores pero eso sí, disfrutando de un periodo de baja.

8 Comentarios en Realiza el reparto diario con muletas y sin poder pedir la baja

  1. Lo siento Susana, pero a mi me paso exactamente lo mismo pero además me despidieron, y además reclamé a la seguridad social , manifestando que aún sigo con fuertes dolores de espalda y pierna izquierda, y que ni si quiera me hicieron alguna prueba, contestaron que el inspector veía una mejoría , por lo tanto que estaba bien para trabajar.Espero me salga trabajo de nuevo, pues tengo 51 años y además fuertemente dolorido.

    • Lo siento Susana, pero a mi me paso exactamente lo mismo pero además me despidieron, y además reclamé a la seguridad social , manifestando que aún sigo con fuertes dolores de espalda y pierna izquierda, y que ni si quiera me hicieron alguna prueba, contestaron que el inspector veía una mejoría , por lo tanto que estaba bien para trabajar.Espero me salga trabajo de nuevo, pues tengo 51 años y además fuertemente dolorido.

  2. Siento mucho lo que te pasa Susana , pero si te ocurre cualquier cosa trabajando lo primero que tienes que hacer es ir a la mutua , de lo contrario lo unico que nos pasa es salir perdiendo , ESPERO TE RECUPERES BIEN PRONTO

  3. Esto es inaudito, increíble y a todo esto que responden los Sindicatos. Por mucho menos, en mi época hubiéramos paralizado el servicio en solidaridad con la compañera, además de haber denunciado a los Servicios Médicos, a los Jefes y a todos los que están consintiendo esta injusticia pero claro, los Sindicatos de mi época eran Sindicatos, ahora no sé como llamarlos, tal vez merecerían que los llamaran: COBARDES.¡Ánimo Susana! y si puedes búscate un buen abogado para denunciar tu atropello.

  4. Tampoco los trabajadores de ahora son como los de antes. Cuando, de vez en cuando, se intenta hacer una movilización o una protesta fuera de la jornada laboral, el compromiso de los trabajadores es bastante nulo. Las cosas como son.

  5. En este tipo de situaciones muchas veces pagan justos por pecadores, y desde el punto de vista del trabajador pudiera ser lamentable que esto este ocurriendo, pero otras muchas veces NO ES ORO TODO LO QUE RELUCE. Cuando estuvieron 90 días en Huelga generando casi UN MILLON y MEDIO de cartas sin repartir, (entre ellas las Recetas Visadas de la Seguridad Social para la QUIMIO del hijo de una madre que fue 32 días a buscar su carta, o jubilados en la puerta de Correos sin sus Talonarios de Recetas, o miles de pedidos pendientes de ser recibidos después de haberlos pagados para poder ser vendidos, o la diadema de una niña de comunión que sus madre no tenia dinero para comprar y que le mandaron por Correos) Que es una pena que estemos así, pero a veces la vida es así de puñetera, lo mismo es el KARMA que tienen que pagar alguno de ellos. Lo siento por los derechos de los trabajadores que en pleno siglo XXI hemos retrocedido como nunca pensé que lo vería. Suerte

  6. Lamentable. No se me ocurre otra respuesta ,ah sí indignante. Por desgracia me creo todas y cada una de las increíbles situaciones que se le dan a un trabajador a la hora de las bajas las altas los tratamientos las terapias y la maldita praxis a la que se aferran para esconder sus errores y sus vergüenzas. También es cierto que hay buenas personas que tratan de remediar estas situaciones. Las mutuas son Empresas y como tal sólo buscan su rentabilidad.
    Y después están los médicos y especialistas desalmados que muy lejos de ese juramento que hicieron están más interesados en que la mano de obra siga siendo barata.
    Y como hay tanta. Lo de las mutuas y los accidentes laborales así como muchas enfermedades incapacitantes es otra de las muchas cosas que se deberían revisar.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Usted es el único responsable de lo que aquí publique, su IP será registrada.